logo-recortado

Sustratos Bonsai

El sustrato es uno de los elementos clave para el cultivo de bonsáis, ya que proporciona a la planta los nutrientes, la retención de agua y el drenaje necesarios para un crecimiento saludable. Existen diferentes tipos de sustratos para bonsáis, pero uno de los más populares es la mezcla de akadama, turba y grava. La akadama es una arcilla volcánica japonesa que retiene bien el agua y los nutrientes, mientras que la turba ayuda a retener la humedad y la grava mejora el drenaje del sustrato.

Además de la mezcla de akadama, turba y grava, también existen otras opciones de sustratos para bonsáis, como la mezcla de akadama y piedra pómez o la mezcla de akadama, kanuma y kiriu. Cada tipo de sustrato tiene sus propias características y ventajas, por lo que es importante elegir el sustrato adecuado según las necesidades específicas de cada especie de bonsái.

Otra opción de sustrato para bonsáis es la mezcla de suelo local, que consiste en utilizar una mezcla de los componentes del suelo nativo de la zona donde se cultiva el bonsái. Esta mezcla puede incluir arena, arcilla, limo y materia orgánica, y suele ser una buena opción para aquellos que desean cultivar bonsáis nativos de su área. Sin embargo, es importante asegurarse de que el suelo local tenga las propiedades adecuadas para el cultivo de bonsáis antes de utilizarlo como sustrato.